Smoke gets in your eyes, de Caitlin Doughty (W. W. Norton & Company, 2015)

Ya podemos echar a correr en círculos agitando los brazos, porque vamos a morir todos. Quizá no ahora, pero ocurrirá. La muerte de todo ser vivo es el único acontecimiento del que podemos permitirnos no dudar. Es curioso observar todo el entramado de mecanismos mediante los cuales alejamos esa certeza y la arrinconamos en lo más profundo de nuestra conciencia, aun cuando la muerte es un fenómeno universal y tiene una presencia importantísima en el cine, las series, la literatura y en el resto de prácticas culturales. Esta distancia es sorprendente, y creo que apunta a la necesidad íntima de experimentar un fenómeno que nos aterroriza desde la seguridad que ofrece el espectáculo. Es decir, a sabiendas de que no es real y que el dolor que podemos sentir es pasajero y no dejará cicatrices profundas. Pero lo más importante es que la ficción permite comprender hechos que nos abruman y ante los que no sabemos cómo reaccionar porque su dolor sí es real y perdurable. Seguir leyendo “Smoke gets in your eyes, de Caitlin Doughty (W. W. Norton & Company, 2015)”

El libro de la ley, de Aleister Crowley (La Felguera, 2016)

La Gran Bestia 666, el Hombre más depravado del mundo; Aleister Crowley es uno de los grandes mitos del siglo XX, aunque se habla de él a media voz por sus vínculos con la tradición hermética y por sus actividades mágicas. Como el marqués de Sade, su leyenda supera con creces la realidad de sus actos. Como Oscar Wilde, su afición por el escándalo, sus ansias de fama y su dandismo le convierten en un artista de la personalidad, en creador y obra al mismo tiempo; y como él, su creación no se limita al personaje, sino que ejerce una influencia notable en la cultura contemporánea. Seguir leyendo “El libro de la ley, de Aleister Crowley (La Felguera, 2016)”

El mes más cruel, de Pilar Adón (Impedimenta, 2010)

Hay algo peculiar en El mes más cruel, y es que todos y cada uno de los catorce relatos que componen el volumen termina con un poema. Este recurso es extraño dentro de la narrativa, pero no insólito. De vez en cuando, algún narrador se lanza y desliza poemas dentro de sus textos, aunque no de la manera sistemática en que los encontramos aquí. Lo que me hace pensar en un territorio mixto, en algún lugar intermedio entre la prosa y la poesía —género que Adón también aborda, por ejemplo en Mente animal, que comparte un aire de familia con este Mes cuyo título proviene de La tierra baldía de Elliot—, va más allá de la inclusión de unos cuantos versos, y se origina en el carácter simbólico e incompleto de los propios cuentos, en la delicadeza y precisión de su lenguaje y, sobre todo, en una capacidad evocadora que persiste más allá de la lectura. Seguir leyendo “El mes más cruel, de Pilar Adón (Impedimenta, 2010)”